NOTICIAS DEL PODER JUDICIAL

30/04/2019

8° JUZGADO DE GARANTÍA CONDENA A 5 AÑOS DE LIBERTAD ASISTIDA A CONDUCTORA DE FURGÓN ESCOLAR POR LESIONES GRAVES GRAVÍSIMAS

En procedimiento abreviado, el Octavo Juzgado de Garantía de Santiago condenó hoy –martes 30 de abril– a María Eugenia Viteri Fuentes a la pena de 5 años de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por igual lapso, en calidad de autora de los delitos consumados de lesiones graves gravísimas y huir del lugar sin prestar auxilio ni denunciar el hecho a la autoridad policial. Ilícitos perpetrados en junio de 2017, en la comuna de Ñuñoa.

En el fallo (causa rol 4.986-2017), la magistrada Pamela de la Peña Salazar aplicó, además, a Viteri Fuentes las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena; más el pago de multa a beneficio fiscal de 2 unidades tributarias mensuales.

Asimismo, el tribunal condenó a Viteri Fuentes "a la inhabilidad perpetua de su licencia para conducir vehículos motorizados, a contar que dicho documento sea entregado a este Tribunal, una vez que se encuentre ejecutoriada la presente sentencia, lo que deberá comunicarse, en su oportunidad, al Registro Nacional de Conductores y al Departamento del Tránsito de la respectiva Municipalidad".

Para el cumplimiento de la liberta vigilada intensiva impuesta, la condenada deberá "permanecer sujeta al control de la sección de tratamiento en medio libre dependiente de Gendarmería de Chile por el término de la condena, debiendo cumplir con las obligaciones señaladas en el artículo 16 y ss. de la ley".

Una vez que el fallo quede ejecutoriado, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas de la sentenciada para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 7.20 horas del 19 de junio de 2017, "María Eugenia Viteri Fuentes conducía un furgón de transporte escolar, que corresponde al marca Hyundai, modelo H1 VAN 2.5, color amarillo, año 2005, placa patente YP 4803 de su propiedad, por calle Fernández Concha en dirección al norte, en la comuna de Ñuñoa y al llegar a la intersección con calle José Domingo Cañas, en la mencionada comuna, al no ir atenta a las condiciones del tránsito del momento, sin detener la marcha del vehículo, ni respetar la señalética vertical y horizontal ‘Pare' que enfrentaba, atropella con la parte delantera y costado delantero izquierdo del conductor del móvil a las peatonas Chieh Hua Tsai y a los menores de edad, Yi Chen Lee Tsai, de cinco años y a Ruo Yuan Lee Tsai, de siete años, quienes son hijos de la ya individualizada, todos los cuales cruzaban en esos momentos la esquina de calle Fernández Concha en dirección al Oriente, impactando los cuerpos de Chie Hua Tsai y Yi Chen Lee Tsai, en tanto la menor Ruo Yuan Lee, luego del impacto fue absorbida por el vehículo conducido por la imputada y arrastrada por aquel con la parte inferior del vehículo, lado izquierdo, percatándose de aquello todos los ocupantes del móvil, los que alertan inmediatamente a la imputada, no obstante aquello, representándoselo y aceptando el resultado, la conductora continuó la marcha realizando un viraje hacia la derecha, para tomar calle José Domingo Cañas en dirección al oriente en la comuna de Ñuñoa, arrastrando a la víctima por una distancia de cincuenta metros aproximadamente, provocándole gravísimas lesiones como consecuencia de este arrastre, para luego soltarse y quedar tendida sobre la calzada de José Domingo Cañas, entre la primera y segunda pista de circulación, con riesgo de ser atropellada por otros vehículos que circulaban por el sector, la imputada no obstante, no detuvo la marcha del vehículo ni prestó ayuda a las víctimas, ni dio cuenta de lo sucedido a la autoridad competente, huyendo del lugar, siendo la afectada traslada al SAPU de Ñuñoa y luego a la Clínica Alemana entubada, quedando hospitalizada por más de un mes".

Producto del atropello, "Yi Chen Lee Tsai, de 5 años, resultó con lesiones leves, en tanto Ruo Yuan Lee Tsai, de siete años, resultó según informe del Servicio Médico Legal de fecha 16 de noviembre de 2017 y su complemento de fecha 23 de julio de 2018, según evaluación traumatológica: politraumatizada grave, con fractura de base de cráneo, TEC grave, contusión temporal y hematoma extradural, parálisis facial izquierda, con trastorno de la mirada en tratamiento, fractura de clavícula derecha, fractura de fémur derecho, en rehabilitación de su alteración visual, de sus múltiples cicatrices, especialmente glútea, lesiones de pronóstico médico legal grave, que sanan salvo complicaciones en cuatro meses, con igual tiempo de incapacidad, dejando graves secuelas estéticas. En tanto la reevaluación neurológica, da cuenta de TEC complicado con fractura fronto temporal izquierda, irradiada a base de cráneo, contusión temporal izquierda, hematoma extradural izquierdo y contusión hemorrágica troncal, como complicación tuvo psedoaneurisma de base de cráneo, que requirió embolización, quedando con estrabismo convergente de ojo izquierdo, persistiendo con diplopía -visión doble- por estrabismo convergente del ojo izquierdo, secundario a compromiso del nervio ocular externo, concluyendo lesiones graves secundarias a accidente de tránsito, que dejan como secuela una alteración visual, parcialmente invalidante, lo que constituye una perdida funcional de la misma".

En la determinación de la sanción a aplicar en la causa, el tribunal tuvo "en consideración la pena señalada al delito, esto es, presidio mayor en su grado mínimo, siendo por tanto en este caso de un grado de una pena divisible y estimando este Tribunal que concurren respecto de la acusada las dos circunstancias atenuantes de responsabilidad penal invocadas por la Defensa y reconocidas por el Ministerio Público, consistentes en las del artículo 11 número sexto y noveno del Código Penal, y en ausencia de agravantes, para imponer la pena se estará a lo establecido en el artículo 67 y 69 del Código Penal, sin perjuicio de estar limitado el Tribunal en cuanto al máximo por la pena solicitada por el Ministerio Público en este procedimiento abreviado, por lo que esta magistrada en uso de sus facultades rebajará la pena en tan sólo un grado y le asignará el tramo más alto de la de presidio menor en su grado máximo, por estimarlo así ajustado a derecho ponderando los hechos y el número de circunstancias atenuantes acogidas en autos".

"Que, para calificar la mayor o menor extensión del mal causado, esto es, la mayor o menor afectación del bien jurídico protegido en este caso en particular, esta sentenciadora tendrá en especial consideración las circunstancias de comisión del ilícito, el nulo intento en reparar el mal causado y la existencia de lesiones o daño físico en la persona de la víctima", agrega.
Ver fallo (PDF)


 

 

 

En procedimiento abreviado, Octavo Juzgado de Garantía de Santiago condenó a María Eugenia Viteri Fuentes a la pena de 5 años de presidio, con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por igual lapso, en calidad de autora de los delitos consumados de lesiones graves gravísimas y huir del lugar sin prestar auxilio ni denunciar el hecho a la autoridad policial. Ilícitos perpetrados en junio de 2017, en la comuna de Ñuñoa.